La Mansion del terror

SITGES 2014- Crónica diaria (Sábado 4 de Octubre)

Escrito por: Óscar Sueiro [DR. WEST] 11-10-2014

SITGES 2014- Crónica diaria (Sábado 4 de Octubre)
Young ones. Película semi-apocalíptica que podría ser antesala a Mad max 2. La sequía es el enemigo, y aunque la sociedad se ha adaptado bastante bien, la codicia del hombre generará graves conflictos.
Un film muy equilibrado, con la fotografía y las interpretaciones como punta de lanza, en la que como no, destaca Michael Shannon -Take Shelter-, por encima de todos. Muy recomdable. 7

Musarañas. Thriller psicológico protagonizado por Macarena Gómez, que lo da todo. Es tal el extremo de locura al que llega, que viendo la película en clave de humor negro, gana enteros. Desconozco si era la intención del director, pero eso hizo que la proyección funcionase muy bien. Quizás el no definir bien el tono hace que nadie se la haya tomado muy en serio, y le lluevan críticas duras, pero considero que hay muy buen oficio detrás de las cámaras y es un equipo que tiene cosas que decir. 5,5

Under the skin
. Esperadísimo tercer largometraje de Jonathan Glazer -Sexy Beast y Birth-. Quizás por tanta expectativa y tanto hype, ha despertado reacciones discordantes, pero vista desde la ausencia del prejuicio, no me queda más que aplaudir.
No es un film de narrativa convencional, y por supuesto, no gustará a los que van al cine a distraerse y no pensar, pero es en su no narratividad dónde adquiere su fuerza. La banda sonora la eleva a terrenos atmosféricos y sensoriales que algunos ya han comparado con el Kubrick de 2001. Esto ahora parecen palabras mayores, pero tiempo al tiempo. De momento, y esperando con ganas un segundo visionado, se queda en las puertas de la excelencia. 8,5

Creep. Seguramente el found footage más ingenioso que he visto nunca. Como en el área del terror ya está casi todo muy visto, el director, con mucha inteligencia, se lo lleva al humor, y de broma en broma, nos adentra en la zona oscura. Y aunque al final nos pegue un puñetazo en el estómago, nunca abandonamos la sonrisa. Muy hábil. 6,5

Lawless
. Con guion de Nick Cave, -sí, el cantante-, y dirección de John Hillcoat -The Road-, consigue una solidez un poco por encima de la esperada de alguien que se estrena en la escritura de películas. También es cierto que no es el guión su mejor virtud; los diálogos y la historia están de notable, pero la articulación narrativa que usa para llegar donde quiere, resulta un pelín forzada. También acusa recurrir mucho a lugares comunes y tener personajes harto estereotipados, pero ¿sabéis qué? disfruté como un niño. Está todo muy hecho, y los actores dan la talla -Guy Pearce pasado de vueltas, pero supongo que es lo que le pedían-, destacando al carismático Tom Hardy, que consigue crear leyenda. Ojo, que es muy violenta, no la vayáis a ver en familia, es más bien para amigos de la testosterona. 7

Killers. Thriller indonesio ultra-violento, que se las apaña para contener snuff movies, tortura infantil, acción, drogas, y drama familiar. Muy inverosímil todo, pero bastante disfrutable para los aficionados a lo burro, entre los que me incluyo. De todas formas, y por mucha gracia que me haga ver un buen martillazo en la cabeza, no puedo pasar por alto que es un sin dios del todavía más bestia, y no siempre está justificado. 5

Stage Fright. Fui a esta proyección movido por la ilusión, ya que el director, Jerome Sable, realizó -y pudimos ver en Sitges-, uno de los mejores cortometrajes que he visto: The Legend of Beaver Damm, que mezclaba los géneros slasher y musical. En ese caso, esta mezcla única, funcionaba a las mil maravillas, creo que nos levantamos todos los que estábamos en el público, en cambio, en su traslación al largometraje, la fórmula resulta un tanto cansina. Esto es por dos motivos; no todas las canciones son buenas composiciones, y el relato, aunque juega en la liga del guiño y el homenaje, necesita más enjundia. Y por último, si por lo menos ofreciese un gore más contundente, se hubiera ganado el aplauso de un público que ya de por sí está siempre entregado. Hubieron risas, la peli cae simpática, pero hace falta más. 5
Volver