La Mansion del terror

SITGES 2014- Crónica diaria (Lunes 6 de Octubre)

Escrito por: Óscar Sueiro [DR. WEST] 11-10-2014

SITGES 2014- Crónica diaria (Lunes 6 de Octubre)
The Voices. Simpática historia oscura coloreada a base de medicación. El personaje de Ryan Reynolds vive una lucha interna contra la psicosis que le causó un duro trauma infantil. Oye voces, concretamente las de su perro y su gato, su conciencia y su lado oscuro. El relato es profundamente triste pero pasa bien gracias al humor negro. Una fórmula nada fácil de dosificar, pero que la directora resuelve bastante bien. 6

That demon within. Parece que los thrillers chinos, prioridad en su día, tienen poco más que ofrecer. No puedo evita tener sensación de deja vu durante casi todo el metraje. Dante Lam sigue en lo suyo. Si no conoces el género, te gustará, pero yo ya he tenido suficiente de lo mismo. -Espero que no ocurra lo mismo con el cine coreano-. Lo que sí le daría, de momento, es el premio a la mejor fotografía. 4

Realité. Quentin Dupieux (Mr Oizo) ya es un habitual de Sitges, y no me he perdido ninguna de sus películas. Antes ya de podía decir, pero se vuelve a confirmar que es único. El autor del absurdo. Aquí, más en la línea de Wrong que en la de Rubber y Wrong Cop -mi favorita-. De una aparente tontería, se saca de la manga un ejercicio metalingüístico que deja claro que, además del humor surreal, domina el lenguaje cinematográfico. 7

Honeymoon. Aquí es importante ir sin saber nada de la película, eso mejorará vuestra experiencia. Yo desde luego, estoy entusiasmado. Me ha parecido una gran película de terror que además dibuja perfectamente la destrucción de una relación idílica de pareja -aunque sea por causas ajenas-. Tremenda. 8

The Canal. Como digo a veces en plan coloquial: una peli puede molar mucho y eso significa que sea buena. Este sería un caso. The Canal es un collage de muchos films de terror ya vistos, con un guion y un desarrollo bastante previsibles, pero que con su buen hacer te va metiendo y hace que sus muchos micro-climax surtan efecto. Es decir, no es nada realmente nuevo, pero funciona de lujo como pasaje del terror. Ideal para ver en cine y pegarse unos susticos.

Electric Boogaloo. Si en la crónica de ayer hablamos de un documental académico sobre la Canon, esta sería su versión libre y loca. Tiene más variedad de puntos de vista, menos condescendencia y un montaje mucho más creativo. Resulta un complento estupendo al otro documental para hacer la radiografía exacta de sus dos personajes, los capos de la mítica productora. 7
Volver