La Mansion del terror

12º Muestra SyFy de Cine Fantástico de Madrid- Día 2

Escrito por: Oscar Arias [ATXEIN] 07-03-2015

12º Muestra SyFy de Cine Fantástico de Madrid- Día 2
Segundo día de Muestra y ya nos preparamos para disfrutar de la primera maratoniana sesión del fin de semana. Nada más y nada menos que cinco largometrajes y un cortometraje. Así que ya desde las tres y media de la tarde comienza la fiesta cinéfila en los Cines Callao.

La primera sesión empezó puntual, aunque de a poco se fue perdiendo tiempo, no sé muy bien porqué, hasta llegar a tener casi una hora de retraso al final de la jornada, cosas de la Muestra.

Antes de la primera proyección, la referente a la película “Housebound” tuve una sorpresa mayúscula. Y es que nuestra maestra de ceremonias, Leticia Dolera, mentó a este medio por mis palabras de ayer respecto a “Canino” y lo referente a la “Muestra del amor”.
Lo primero agradecer la mención a Leticia, lástima que con los focos no pudiese ver donde estaba ubicado, tanto en esta ocasión como en otro posterior donde volvió a mentar al medio.
Y bueno, como la democracia existe, aunque algo demagoga, Leticia pregunto a la platea sobre el tema de “Canino” y este fue aplaudido por los asistentes, los que había en esa primera ocasión. Pues bien, si es la mayoría decide proseguir con el chiste fácil, o vitoreando los planos recurso de la luna llena, entre otras lindeces, habrá que respetarla, yo solo quiero poder ir a la Muestra y disfrutar de cine que no tiene distribución en España en salas, y no me agrada que nadie se ponga a gritar y a molestar durante las diversas proyecciones. Son pocos y, mi querida Leticia, con estos asuntos les das pié totalmente. Pero bueno, si es así como se quiere llevar a la Muestra adelante, al menos el comportamiento del público ha ido mejorando con los años, lo que tiene la madurez. Aunque me sigue alucinando ver estos grupos se siguen entusiasmando al ver un pecho femenino en sujetador, o alguna escena algo subida de tono. A mí, que queréis que os diga, me da vergüenza ajena.
Además, y que demonios, para eso están las sesiones “TRASH”, de las cuales esta propia Muestra ya tuvo en su día, entonces no sé por qué tengo que escuchar comentarios a voces de gente que no conozco cuando estoy disfrutando del cine que tanto me apasiona.

Pero bueno, estos temas dan para debate y tampoco quiero ser yo, ni debo, quien hable del comportamiento de la gente. Firmo mis artículos, y llevo cubriendo la Muestra ya muchos años, y lo seguiré haciendo encantado, aún con las reminiscencias, absurdas a mi parecer, a “Canino”, y su chiste fácil. Porque sobre la “muestra del amor” ya tendremos su momento más adelante.

La primera película que pudimos disfrutar fue “Housebound”, del director neozelandés Gerard Johnstone. Y bueno, decir que estamos ante una película que toca bastante de refilón el terror. Es más bien una comedieta social, con un asesinato sin resolver de por medio. Porque no me digáis que metemos a este título dentro del género por el personaje de Eugene. De todos modos creo que este tipo de películas es de las nuestras, asesinos, misterio, y algún que otro ramalazo de género, aunque, insisto, sean escasos. Por otra parte comentar que la comedia es bastante irregular, y que esta se sustenta en los hombros de los personajes de la madre y Amos, quien vigila a Kylie y su condena.
A mí la cinta me entretuvo, eso que parte, como siempre escasa, de la platea gustó en molestar, es lo que tiene sentarse, a veces, demasiado atrás, que la gente que no gusta de respetar a los demás, siendo estos cuatro gatos, molestan a decenas.

A la siguiente película asistió bastante más público, la hora empezaba a ayudar. Así nos dispusimos a ver “Tokyo tribe”, la ultima locura del director japonés Shion Sono. Aquí he de comentar la gran presentación que hizo Leticia, al César lo que es del César. Porque cuando presenta los largometrajes hablando de curiosidades del director, o asuntos relacionados con el cine que tanto nos gusta la cosa mejora exponencialmente. Así las dos anécdotas contadas sobre el señor Sono fueron bien entretenidas, y dan una imagen más cercana a la mente de este extravagante realizador.
Y que decir sobre la película, que estamos ante un largometraje musical de dos horas. Y con música rap japonesa, si como lo leéis. He de reconocer que se me hizo pesadísima, y mi primera sensación fue muy mala, de hecho me hubiese sacado los ojos para lavármelos y poder seguir así disfrutando de la Muestra. Pero, como pasa muy a menudo, después de comentar lo visto con el grupo de amigos, y cinéfilos como uno mismo, he de confesar que algo positivo si le puedo sacar. Que de primera no vi absolutamente nada.
Pero si, (y hoy me tocará retractarme ante el...jajaja) el señor Sono rueda algunas secuencias con gran maestría, y con unas planificaciones muy elaboradas. Es cierto que el primer plano secuencia es muy destacable. Eso sí, no puedo reconocer un buen trabajo en las coreografías de luchas. Me resultaron sosas, rodadas de forma tramposa, además de ser menos de las deseadas, y tener poca sangre y violencia como tal. Y si, la secuencia de la máquina despedazadora si mola, pero un pequeño detalle en casi dos horas de película. Pero es que esta “The warrios” en versión rap japonesa me dejó muy frío, y me hizo apreciar, todavía más, a la genial “Volcano high”.

En tercer lugar tuvimos la nueva película del director de culto Joe Dante, y esto son palabras mayores. Y eso que su anterior “Miedos 3D” dejó mucho que desear. Las premisas leídas y escuchadas no me hacían augurar nada demasiado destacable, pero he de reconocer que la película me gustó, y mucho. Es una bobada divertida y con un estilo muy ameno. Algo que agradecer a Dante, las cosas como son. Porque es cierto que la historia es simplona, el guión ídem, y las situaciones están bastante forzadas, si, la comedía está metida, en muchos momentos, con calzador. Pero me entretuvo y me lo pasé genial viéndola. Y sí, tenemos y muchos elementos de “Tamara”, de “Luna de miel zombi”, y del cine ochentero, con el cual guarda ese estilo desinhibido. Pero este batiburrillo funciona, y nos deja un título del todo disfrutable.
Mención aparte a los innumerables homenajes al cine de terror, especialmente al italiano. Vemos diversos pósters, y muchas imágenes de películas en televisores, o pantallas de cine, impagable el momento de “Gore gore girls” de mi bien amado Gordon Lewis, creo que ahí me ganó del todo.
De hecho, de lo que llevado visto es mi película preferida. Bravo por Dante.

Y llegamos a la cuarta película del día, y la más esperada por los aficionados. No obstante el cine presentó, creo, su primer lleno. Pero antes de ver ninguno de los dos trabajos nuestra maestra de ceremonias, Leticia Dolera, hizo lo que ya avisó, el momento “Muestra del amor”, y como no me parece nada interesante, como ya dije la prefiero cuando habla de cine, que es de lo que va esta Muestra, que no Festival, por cierto, no merece la pena explayarse. Y es que todo degeneró a momento fan, peloteando [Rec 3], por cierto. Y si, es mucho mejor que la segunda y la última, pero ¿Todos los años saldrá lo mismo? Que también se puede hablar de los cortos de la directora/ actriz ha presentado en la Muestra, que ahí si hay temita..

Antes de la proyección del largometraje “Lo que hacemos en las sombras” se presentó el cortometraje, con decenas de galardones, “Safari” por medio de su productor. Y decir, que a pesar de algunas tonterías dichas por los cuatro “listillos” de turno al comienzo, es un trabajo muy destacable. Deseamos lo mejor al director en el futuro.

Así que nos dispusimos a ver la esperada “Lo que hacemos en las sombras”, título que había creado mucha expectación. Y, si bien la cinta gustó mucho, o eso supongo debido a las numerosas carcajadas, me pareció una payasada muy entretenida, pero nada más. No sé si es para que haya ganado tantos premios del público, aquí estoy con Leticia que comentó la, habitual, costumbre de dar los premios del público en festivales a comedias antes que a cintas más serias. Y esta si bien me hizo gracia, tampoco me pareció ninguna maravilla. Bastantes homenajes, muchas situaciones forzadamente divertidas, y un título recomendable, pero que, insisto, no es una joya, ni mucho menos. Eso sí, está en boca de todos, y a la inmensa mayoría gustó.

A la última sesión, Hunger of the dead” no me quedé. Las horas y las tareas de la mañana impiden poder disfrutar de la Muestra en su totalidad.

Por cierto, comenté que iría comentando vía Twitter los devenires de las distintas proyecciones, pero debido a un problema con la línea telefónica me fue imposible. De hecho estoy detrás de solucionarlo, espero poder cumplir mi palabra..

Y, hoy también, ¡Nos vemos por la Muestra!
Volver