La Mansion del terror

Largometrajes

Capturas

Tusk (2014)

 

SINOPSIS

Justin Long ('Jeepers Creepers') interpreta a un periodista que anda en busca de historias extrañas. Un día, contacta con un misterioso hombre, el Sr. Howe (Michael Parks), que dice tener muchas historias que contarle. Así pues, guiado por su insaciable profesión, decide ir a entrevistarle a su casa, en un bosque perdido de Canadá. Pero las cosas se complican cuando este acaba secuestrado por el Sr. Howe, haciendo visible su locura extrema con una peculiaridad: está obsesionado con las morsas.

COMENTARIO

Oscar Arias (ATXEIN) 25-07-2016

53/100

“Buena idea con un guión calamitoso que solo nos muestra a un Hombre- Morsa bastante cutre”


Empezaré diciendo que la intrahistoria de esta película es realmente curiosa. Ya solo sabiendo que su creador es Kevin Smith, actor, guionista y director, no se sabe uno muy bien que esperar. Así el citado Smith, junto a su productor Scott Mosier, en plena grabación de su famoso podcast, Smodcast, hablaron de una noticia en un periódico local en la que contaba como un hombre ofrecía alojamiento gratuito en su casa a cambio de que el huésped accediese a ponerse un traje de morsa durante unas horas al día. Mas tarde usaron la plataforma Twitter para preguntar a sus seguidores si querrían ver una película con dicha historia, y voila, así nació “Tusk”.

Lo que no me queda nada claro, y después de vista la cinta mucho menos, es si Smith toma el pelo a sus seguidores, o estamos ante una ida de olla sin más. La cual, curiosamente, parte de ser una especie de autobiografía del propio Smith. Donde el personaje principal es responsable de un podcast de éxito, y al cual se le ha subido bastante a la cabeza dicho éxito. Convirtiéndose así en algo repelente. O quizá solo sea un juego del propio Smith para consigo, a saber.

Una vez sabido todo esto es de esperar que Smith se rodease de un equipo técnico de calidad, al igual que un elenco de renombre. Aún contando con un presupuesto escaso, para el autor y para el cine de made in Hollywood. Que no todo el mundo puede rodar películas de 3 millones de dólares, por cierto.
Y así fue. El protagonismo recae sobre Justin Long, del cual siempre recordaremos uno de sus primeros trabajos allá por el año 2.001 con “Jeepers creepers”, que realiza el podcast junto a un, ya crecidito Haley Joel Osment, el siempre recordado niño de “El sexto sentido”. Mientras el rol de villano lo desempeña el veterano Michael Parks. Y junto a estos tendremos a todo un Johnny Deep, caracterizado y eliminado de los títulos de créditos, a saber porque, y a la joven Genesis Rodriguez, hija del cantante “El Puma”, lo siento no pude evitar dar este dato.

He de reconocer que el estilo de Smith nunca fue de mi agrado. Sus grandes comedias de los 90 nunca me llamaron la atención, y no soy en absoluto seguidor suyo ni de sus guiones. Más aún después de ver su, interesante, “Red state”, la cual, aun no sé muy bien porqué, fue la ganadora de Sitges del 2011. Por lo que esta nueva propuesta suya no era un trabajo que me llamase la atención, pero el contar con un hombre morsa y efectos de todo un Robert Kurtzman ya me hizo cogerla con ganas.

Pero en ningún momento acabé por entrar en el juego que propone Smith, y, me repito, no sé si está vacilando a sus fans, a los espectadores o es un genio, como alguno dice.
Porque hay escenas que, literalmente, son para prenderlas fuego. No aportan absolutamente nada. Y, para más inri, Smith decide estirarlas hasta la saciedad. Y esto me hace pensar, ¿Tendrán un mensaje? ¿O simplemente están ahí para la creación de personajes y aumentar el metraje de la cinta? Me da a mí que es esto último.

Por lo que una vez que Wallace Bryton, interpretado de forma interesante por Long, viaja a Canadá, con chistes absurdos inclusive y escenas trilladísimas, y llega a la casa de Howard Howe, interpretado por un gran Michael Parks, uno cree que ya todo comenzará a moverse. Y no, seguimos con un planteamiento lento, muy lento. El cual, por fortuna, tiene sobresaltos donde ya se responden preguntas, pero fuera de la imagen. Una pena. Y todo esto manejado con un guión que me ha desesperado, insisto, no me acaba de convencer el estilo de Smith.

Por lo que solo me queda ver la transformación, y las sorpresas que pueda darnos la cinta. Y estas son varias.
Empezaré por la transformación. Y he de decir que Kurtzman tiene trabajos muy superiores. Así si no es un mal prop, no cumplió mis expectativas en lo más mínimo. De hecho me pareció algo cutre y muy forzado el traje de morsa de látex. Y no, no voy a hablar de las posibilidades reales del traje, porque como buen aficionado al terror acepto licencias en todos los sentidos y aspectos. Pero no, no me convenció el conjunto general del hombre- morsa. Aunque, si he de reconocer, que hay elementos muy interesantes, como los colmillos, o las manos. Pero poco mas..

Y las sorpresas se me hicieron largas, y algunas mucho. La peor, el personaje de Guy Lapointe interpretado por Johnny Deep, y no sé si bien o mal. Pero se me hizo insufrible. Quiero entender que era lo que buscaba Smith, pero no pude con él. No sé si es que la sobreactuación, buscada, de Deep, me saturó, o las escenas eternas pudieron conmigo. No obstante el propio Haley Joel Osment , que interpreta sin más a Teddy , el compañero de Wallace , era un espejo de mi mismo, cara de póker esperando a que todo pasase. Y pasa, si, pero de forma muy lenta, excesivamente lenta y absurda.

Además, todo lo relativo a los motivos del killer son burdos a más no poder, y estos no quedan bien plasmado en pantalla. Por cierto, mejor no quiero opinar de la escena entre el y Deep. Insufrible. Y, me repito, creo que el gran lastre de este título es el guión. Así los perfiles son flojos, y aunque los actores traten de realizar buenas interpretaciones, estas son muy desiguales. Y da la sensación que es lo que precisamente buscaba Smith. Y, que queréis que os diga, a mi no me convenció.

Y para colmo el final me resultó forzadísimo y absurdo. No se si tendrá mensaje subliminal, ni me importa en lo más mínimo. El desenlace de Howard Howe a manos del hombre- morsa es zafio, y el propio final, trampa incluida de la dupla Deep- Smith, no me dijo nada.

Apuntar que Tom Six se quejó de que Smith había copiado a su “El ciempiés humano”, diciendo el propio Smith que nunca ha visto sus películas. Y, que queréis que os diga, el estilo es igual, y creo que el señor Six tiene toda la razón. Eso sí, el primero trabajo de Six da mil vueltas a esta “Tusk” del cómico y multiusos Kevin Smith.

Además Smith tiene la intención de rodar una trilogía, llamada “True north trilogy”, sobre fenómenos paranormales en Canadá, siendo esta “Tusk” el primer capítulo. Le seguirán “Yoga hosers”, que protagonizarán Harley Quinn Smith y Lily-Rose Depp, hijas de Smith y Deep y que actúan, son las dependientas de la tienda, en “Tusk”, y “Moose jaws”. No las espero con ganas, pero acabaré viéndolas, peor que esta “Tusk” no creo que sean.

TRAILER-VIDEOS

Imagen

Imagen

más...

OTRAS PORTADAS Y CARTELES

Poster USA- 1

Noticias