La Mansion del terror

Libros de Terror / Sci-Fi

No existen los monstruos (2013)

 

Escritor Víctor Blázquez

Compañia Dolmen Editorial

Pais España

Idioma Castellano

Nº Paginas 312

Nº Ediciones 1

Formato Tapa Blanda

SINOPSIS

Checoslovaquia, 1942. Los Aliados mueven sus fichas hasta Praga con la intención de planificar y ejecutar el mayor atentado jamás concebido contra los Nazis. El destino de Europa, y seguramente el de todo el mundo, recae sobre la espalda de los siete hombres enviados a cumplir esa misión. Pero con ellos viaja un octavo hombre: un americano misterioso del que ninguno de ellos sabe nada; ni quién es, ni la razón por la que está allí. Mientras tanto, una serie de crímenes horribles se extienden por Praga, poniendo en jaque a toda la población.

COMENTARIO

Oscar Arias (ATXEIN) 2015-08-25

62/100

“Híbrido entre novela histórica, Operación Antropoide, y fantástica que no acaba de cuajar”


Esta es la primera novela que leo de Víctor Blázquez, autor con buenas críticas de sus trabajos, el cual ya ha editado “El cuarto jinete” y sus dos continuaciones, “Orilla tranquila” o diversos relatos que han participado en diversas antologías. Y la verdad es que cayó en mis manos ya que forma parte de la colección Stoker de la Editorial Dolmen, de la cual tengo pendientes algún que otro libro, y del cual realizamos un sorteo hace ya un par de años.

En primer lugar tengo que decir que este libro mezcla la novela histórica con la novela negra con tintes fantásticos, y esto me descolocó un poco ya que tenía casi seguro que se trataba de una novela de terror, más aún viendo la colección a la que pertenecía. Pero no, no es un terror al uso, ni muchísimo menos.

Estamos ante una revisión, libre aunque muy documentada, de la ocupación de Checoslovaquia por los nazis, más concretamente se nos ubica la acción durante la panificación de la famosa Operación Antropoide (1942), que consistió en atentar contra el Obergruppenführer, Teniente General, Reinhard Heydrich uno de los artífices de la Solución final, los campos de exterminio, que era quién tenía el mando en Chequia. Así que pronto nos encontraremos con personajes reales, acierto del autor, que fueron parte de dicho operativo. Seremos testigos de los devenires de Jan Kubiš y todo su equipo de partisanos en la planificación y consecución del atentado, donde el autor demuestra que se empapó de dicho operativo, intentando así dar el mayor realismo a su obra.
Hasta aquí es donde podemos ubicar todo lo referente a la novela histórica, la cual, obviamente, no es exacta, el autor se toma sus licencias, aunque, en líneas generales, se acerca bastante a lo acaecido en dicha operación.

Y dentro de la novela negra, muy cercana al fantástico con un asesino en serie inmortal, nos encontramos con que el grupo de partisanos está acompañado de un estadounidense, Cassidy, que viaja con ellos para encargarse de otro asunto que nada tiene que ver con la Operación Antropoide ni tan siquiera los nazis, lo cual provocará conflictos entre los personajes, especialmente entre el propio Cassidy y el teniente Kubiš. Y habrá otro lazo de unión, el personaje de Rela Fafkova. Una de los apoyos checos que se enamorará de Cassidy en detrimento de Kubis. Y aquí el autor nos deleita con alguna que otra escena de sexo, que no aporta nada y queda algo fuera de lugar, la verdad. Y es que este “trío amoroso” poco aporta al conjunto de la obra.

Y bueno, hasta aquí podríamos decir que todo pinta interesante, ¿no? A mí al menos así me lo parece. Pero lo malo, o flojo, va sucediéndose con el suceder de las páginas. Y es que a la trama del atentado le faltan explicaciones y por momentos suceden demasiadas cosas de golpe, y a la fantástica le faltan, y, de nuevo, le suceden cosas de golpe. Parece que el autor quiso embarcarse en un relato complejo, y si bien lo solventa con calidades, la lectura no se hace en absoluto pesada, este queda algo desigualado entre sus tramas. Posiblemente más páginas hubiesen servido para paliar este problema.

De hecho hay varios momentos donde saltamos de una a otra que llega en los peores momentos posible, consiguiendo así Blázquez que la trama del atentado deje de ser todo lo atractiva que debería. Y es que esta parte es muy inferior a la relativa al asesino “eterno”. De hecho va perdiendo fuerza y mi interés con el paso de las páginas, detalle contrapuesto a los devenires de Cassidy, los cuales cada vez se apoderan más y más del lector. De hecho soy aficionado al fantástico, y claro, esta parte es la que ansiaba por leer, y la mezcla con la novela histórica, al estar tan cogida de pinzas, me sobró, y se me hizo algo pesada.

Así me dio la sensación de, en la historia que más me interesaba, las explicaciones son escasas, y algo apresuradas. Parece que el autor tiene mucho que contar, y que le faltan hojas, me repito. O que quiere explicar bien ambas tramas, y las dos tienen acaban teniendo unas resoluciones algo apresuradas.

Por otra parte tampoco se llega a empastar lo relativo a unas muertes realmente brutales por parte del asesino y la brutalidad de los nazis, lo cual sugiere un punto de partida realmente interesante, pero que queda desvanecido en nada. Porque el autor aprovecha el conocimiento de cualquiera de lo monstruoso del nazismo, y así se olvida de perfilar más, por ejemplo, a Heydrich. De hecho ni este monstruo, real, ni el asesino en serie, ficticio, son bien perfilados, y nos dejan con demasiadas dudas sobre ellos mismos.

Por otra parte la resolución de la novela me pareció interesante, intensa, pero algo apresurada. Me explico. Blázquez consigue llevarnos a su terreno, aún después del batiburrillo de tramas, y lo hace con solvencia. Pero en los momentos finales tanto en la iglesia o en el pueblo eché en falta más detalle, o algo más. No se sí explicación, adorno, detalle.. o un cierto aplomo al final, en resumidas cuentas.

Más aún teniendo ese salto temporal, que me recordó a alguna que otra película, tipo “Fallen”, y no tengo muy claro por qué.. pero me vino a la mente enseguida..jaja Donde nos encontramos en España, y bueno, mejor no decir nada al respecto…

En definitiva, estamos ante una interesante novela que no es un terror, sino más bien una mezcla de géneros, donde estos se mezclan de forma desigual. Así la trama histórica pierde fuerza en pro de la fantástica, que es superior, pero ambas no consiguen empastar de forma consistente. Se nota el buen hacer del autor, pero, he de decir, que me esperaba algo más de esta novela, más aún habiendo leído gran cantidad de críticas positivas, pero ya sabéis, cada cual tenemos nuestra propio gusto.