Home / Críticas / Crítica- Aftershock (2012)

Crítica- Aftershock (2012)

“Otro gore descafeinado de la mano de Eli Roth. Sigo esperando una sola película decente de este nuevo “gurú” del género. Para mí, desde luego, Roth no lo es”

En la última década el director, actor, productor y guionista Eli Roth se  ha labrado, por méritos propios, una gran fama dentro del cine de género. Aunque la consiguió por ser un miembro de la pandilla de Tarantino, y que, realmente, poco ha demostrado hasta hoy día. En esta ocasión se unió a su amigo chileno Nicolás López, responsable de la floja “Santos” en 2008, y decidieron hacer una película gore basándose en el terremoto que castigo a Chile el 27 de febrero de 2010.

Para ello se embarcó en una pequeña producción, de entorno a dos millones de dólares, y manos a la obra, comentar que en los últimos años el señor Roth está que no para, algo positivo si realizase algún producto de calidad.

El guión es obra de los propios Nicolás López y Eli Roth, junto a Guillermo Amoedo, el cual, está trabajando en los últimos años en bastantes otros proyectos de Roth. El elenco está encabezado por el mismo Roth, si es un poquito egocéntrico, el cual está acompañado por la modelo Lorenza Izzo, mujer del propio Roth a la que también podemos ver en “Green inferno”, la húngara Andrea Osvárt, la ucraniana Natasha Yarovenko, a quien pudimos ver en la floja adaptación cinematográfica de El Capitán Trueno, o Ariel Levy y Nicolás Martínez, que también participan en “Green inferno”. Y una pequeño cameo de Selena Gómez, amiga de Roth, la cual arrastrará a muchos incautos.. o no tantos.

¿Y qué decir de esta cinta? Que señor Roth, los aficionados al género nos merecemos algo más por su parte. No sé hasta qué punto se puede creer que con mostrar alguna que otra escena gore, sin demasiado sentido, nos puede satisfacer para ver todo un largometraje. Porque esta cinta adolece de un guión mínimamente estructurado. De hecho toda la primera parte está plagada de fiestas, y es que parece ser lo más cercano a la realidad de este rodaje. Porque parece una fiesta por parte de sus responsables. Vamos, un pequeño capricho del señor Roth, sin más.

Porque el guión es flojísimo, como ya apunté, y contiene sinsentido tras sin sentido. Menuda forma de plasmar una catástrofe como la de un terremoto. Vale que se pueda hacer una versión libre, y gore, de esta catástrofe. Pero lo que nos muestra Nicolás López es de juzgado de guardia. Porque estamos ante una cinta con una dirección mediocre, unas actuaciones malas, si, directamente malas. Pero, además, cada uno de los perfiles es calamitoso. Por lo que uniendo estos dos factores imaginaos que podemos obtener.

Por lo que obviando toda la primera parte, la consabida consecución de fiestas, y eso que es la presentación de personajes, así no se si alguien pudo empatizar con algún carácter, porque vaya tela. Pasamos, sin más, a la catástrofe. La cual da paso a un Chile plagado de malas gentes y sádicos asesinos salidos de una cárcel. Bien, entro en el juego. Pero, ¿que se nos muestra?, pues una cutre persecución por parte de unos pandilleros, tras un enfrentamiento con la policía, de lo más cutre que recuerdo, por cierto, que dará con la, esperada, cacería del grupo protagonista. Vamos una especie de survival “gore”, o eso pretenderían.

Y en este punto me vino a la mente, la muy superior, “Borderlaine”, por citar una de tantas. Que esta idea original está trillada señor Roth. Entonces nos queda ver cómo está rodada y plasmada por López. Y no, lo que se nos muestra no es en absoluto interesante. Ni interesante ni violento, ni nada. Porque señor Roth, el mostrar escenas gore sin más no hace a una película ser violenta o gore. No señor mío.

Porque de todas las escenas gore solo destacaría una. Cuando queman al propio Roth, y no, no es por despecho, aunque un poquito si..jajaja Que no me diga nadie que la escena de la mano es potente. Al verla no daba crédito, ¡si la familia Adams lo hizo décadas atrás de forma mil veces más divertida! O “Posesión infernal” del genio Raimi. Porque el resto no acaba de funcionar. Por ejemplo, la violación está rodada de forma ultra cutre, al igual que toda la persecución, donde parece que un grupo de amigos va detrás de otros en medio de una película, la cual parece un divertimento de sus responsables más que otra cosa, me repito.

Aunque puedo llegar a entender a las nuevas hornadas de fans disfrutando este sin sentido, pero yo ya vi este tipo de cine en mi época, y esta me deja del todo helado e indiferente. Por lo que valoro sus cualidades, que no calidades, pero conmigo que no cuenten para hablar lindezas de ella. Es mala, es una cinta sin ritmo, con una fotografía poco trabajada, una banda sonora inexistente, una dirección de actores nula, y un guión plano, con unas interpretaciones sin fuerza ni carisma ni nada.. Así podría decir demasiados detalles, y no es plan. De hecho solo destacaría la gran dirección artística, porque algunos de los decorados, naturales, están muy bien atrezados.

No puedo dejar de comentar el momento catacumbas. Menudo despropósito. Que una cosa es tener licencias, y otra muy distinta es hacer lo que a uno le da la gana, como si los aficionados fuésemos idiotas. Y menos mal que el final es como es, sino me hubiese parecido ya un total insulto. Aunque eso sí, después de saber del presupuesto que contaron, me hubiese gustado ver alguna escena más, o algún efecto digital mas. En definitiva, un trabajo menor producido por el nuevo gurú, para demasiados, del gore Eli Roth. Solo he de decir que para mí no lo es. Ninguno de sus trabajos me ha sorprendido, la saga “Hostel “ no es, en absoluto, tan gore como se dice, por ejemplo. Y aquí junto a su amigo Nicolás López crean una cinta de catástrofes floja y sin sentido. Una auténtica pena.

La Mansion del Terror - 4.2

4.2

Género; Catástrofe - Gore

User Rating: Be the first one !

Busque También

Touchdown of the Dead (2009)

De la prestigiosa escuela de animación belga La Cambre tenemos este sangriento cortometraje realizado entre Pierre Mousquet, Marc-Antoine Deleplanque & Seynave Hubert basándose indiscutiblemente en el cine del genial Bill Plympton.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *