Home / Críticas / Crítica- Battle girl the living dead in Tokyo bay (1991)

Crítica- Battle girl the living dead in Tokyo bay (1991)

Kazuo ‘Gaira’ Komizu se dio a conocer mundialmente a mediados de los ochenta con la saga Entrails of a virgin, una de las sagas japonesas mas gore de esa época, así a comienzos de la década de los noventa decidió rodar esta cinta de zombies mezclado con soldados ultra preparados, algo habitual del cine de la época con Terminator, 1984, o Robocop, 1987, a la cabeza, seguidos de innumerables explotaciones, así que Komizu escribió un guión y se produjo esta cinta de zombies, para el elenco contó con varios luchadores del pressing catch nipón, de hecho su protagonista, Cutey Suzuki, vista también en Space hunter, 1996, era una estrella en la época, pero también vemos a Shinobu Kandori, Dynamite Kansai, Devil Masami, o Eagle Sawai, del resto del elenco cabe destacar a Kenji Otsuki, de Stacy: Attack of the schoolgirl zombies, 2001, o el veterano secundario Shirô Shimomoto .

Un meteorito cae en las proximidades de Tokyo, entonces el ejército da el toque de queda y solo el Coronel Kirihara, padre de K- Ko comienza una operación de rescate de los supervivientes. Lamentablemente tendrá que mandar a su hija, junto con un traje militar de última generación, a luchar contra el Capitán Masao Fujioka y su sequito de mutantes y zombies que quieren acabar con los humanos. Al mismo tiempo a K- Ko se le unirá un grupo de jóvenes con los que intentará acabar con el malvado Capitán y así poder ver a su padre. 

Han pasado casi veinte años hasta que este título ha tenido distribución internacional, eso que era perseguido por no pocos aficionados durante todos estos años debido a los trabajos anteriores de su director, el controvertido Kazuo ‘Gaira’ Komizu. Pero una vez vista nos deja una sensación algo rara, y es que la calidad de la cinta deja que desear y muchas de las magnificencias que mostró el director parecen olvidadas en este producto donde se centra en exceso en mezclar dos subgéneros, el de zombies y el de “soldados” vengadores, pero el libreto hace bastantes aguas, y aunque mantiene el estilo nipón no destaca en absoluto, al menos ‘Gaira’ Komizu sabe que ofrecer al público y no se olvida en absoluto del gore, aunque este sea muy inferior al que nos tenía acostumbrados. 

Porque la historia es algo estúpida y la protagonista es poco creíble, más allá que Cutey Suzuki realice una interpretación bastante simplona y encima nada sobreactuada, algo habitual en el cine japonés y que en esta producción se hecha algo de menos, pero por lo menos si tenemos algún clásico personaje sobreactuado japones, que la verdad animan la acción con sus patochadas. 
Por otra parte los zombies son igualmente simples, y ‘Gaira’ Komizu introduce muchas licencias en sus apariciones, por lo que cuando vemos al grupo de mutados del Capitán Masao estos impresionan mas a los espectadores, encima son todos luchadores profesionales, pero esto nos lleva a apuntar que sin saber este dato y una vez vistas las coreografías uno no se espera esto, y es que todas las peleas están coreografiadas como si de un ring de pressing catch se tratase, pero en el estilo japonés, es decir, movimientos lentos y muy remarcados que quitan mucha acción a la película, quizá un montaje o una post producción más dinámica y ágil hubiesen ayudado, ya que estos “álgidos” momentos no acaban de convencer ya que, encima, no hay ningún finisher , golpe final,de calidad. 
Por lo que lo más destacado de toda la cinta, de la trama mejor ni hablar, es el traje de K- ko, ya que no tiene nada que envidiar a un soldado universal o exterminador, de hecho cuando lo usa es cuando la película sube mas enteros, sin ser muchos estos. 
El tramo final es del todo previsible, encima le falta algo más de acción, y quizá gore, porque da la sensación de haber demasiados planos rodados de forma coreografiada lenta, es decir como robots lentos, algo que no entendí muy bien. Y como no, el final tiene su trama algo ridícula y nos deja las puertas abiertas a una continuación, que de momento no se ha rodado. 

La visión zombie de Kazuo ‘Gaira’ Komizu no me ha resultado tan interesante como se lleva presuponiendo durante las últimas década, así tenemos un producto de bajo presupuesto con zombies y mutantes con una exterminadora dotada de un traje militar brutal. Pero la floja acción, excesivamente coreografiada, y la falta de ritmo no juega a favor de este título que en verdad no es excesivamente destacable. 
Como detalle apuntar que en 1997 se creó un videojuego llamado Battle girl, con ciertas reminiscencias a este título, que tiene más fama de la que en realidad se merece, pero así son las cosas del género.

La Mansion del Terror - 4.6

4.6

Género; Zombies

User Rating: Be the first one !

Busque También

Trailer de “Black Summer”, spin-off de “Z-Nation”

“Black Summer” es la nueva serie de zombies que está preparando Netflix. Y se trata de una precuela de la serie "Z- Nation". Serie que fue cancelada en su día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *