Home / Críticas / Crítica Teatro- El jovencito Frankenstein (2018)

Crítica Teatro- El jovencito Frankenstein (2018)

“Demasiado Broadway y poco espíritu de la original”

Hace ya años que el teatro musical se instauró en la Gran Vía de Madrid, y ya han sido innumerables las propuestas que hemos podido ver de este género teatral. Hasta dentro de nuestros géneros preferidos ha habido varias obras musicales, véase “El fantasma de la Ópera”, “La Familia Addams” o esta “El jovencito Frankenstein”. Curiosamente la mayoría de estos musicales son adaptaciones de sus iguales extranjeros, especialmente de Broadway, la cuna de este género teatral.

Así nos llega esta revisión del clásico de Mel Brooks y Gene Wilde, donde el propio Brooks se encargó del libreto allá por el año 2.007. Fecha de su estreno en USA. La adaptación española corre a cargo de Silvia Montesinos y Esteve Ferrer, bajo la dirección de este último. Quién, por cierto, también dirigió al citada “La Familia Addams”. Y lo primero que tengo que decir es que la obra me ha defraudado y me ha parecido excesivamente Broadway. Se que es un musical, pero hay varias formas de llevarlo a escena. Y la decidida me subo a poco y me saturó. Me explico.

La película original de Brooks me encanta, y si bien sé que esto es teatro, y más aún musical y que el lenguaje va a cambiar bastante, hubo demasiados elementos técnicos que no me acabaron de convencer. Siendo esta la gran baza de los musicales, su grandiosidad. Pero bueno, los empezará a enumerar.

La iluminación me resultó demasiado exagerada. Si, esto en Broadway funcionará, pero seguro que en un teatro mayor. El Teatro EDP Gran Vía, antiguo Teatro de la Luz Philips Gran Vía, no tiene las medidas necesarias para lo que, parece, que esta obra requería. Así todo el colorido e innumerables cambios de iluminación durante los distintos números me saturaban más que me metían en la historia. Y tampoco me atrapaban para el disfrute de la misma. Así el final del primer acto, el nacimiento del Monstruo, y gran parte del segundo me gustó mucho más. Ya que tiene una iluminación mas contenida, y, a mi parecer, más adecuada para el tipo de obra que se trata.
Un matiz que me llamó la atención es el porqué se decide usar el color verde chillón en cartelera y luego no aparece en ningún momento. Color, por otra parte, que no pega con el monstruo de Frankenstein, y si lo hacen los tonos fríos que son los predominantes en la obra. Para así destacar los momentos cálidos, que son bastante anaranjados en su mayoría. Estos matices si me parecieron perfectos. Al César lo que es del César.

EL jovencito Frankenstein. Foto: Lighuen Desanto

Algo similar me pasa con el sonido. La ecualización de los artistas me parece demasiado forzada, y en los textos da la sensación de oír voces enlatadas. Además que el uso excesivo de la reverb no me permitió entender algunos textos de las canciones, logrando, de esta forma, que al acabar la obra, y  esto es un musical, no recordase ni una sola canción. Y mira que iba con ganas enormes y totalmente a favor de obra.
A colación, no puedo dejar de hablar de la orquesta. La cual se nos dice que está tocando en directo debajo del escenario. Pero escuchando el tipo de sonido, y no quiero ser mal pensado, que me molesta serlo, no me lo acabo de creer. Ya que no solo es que suene muy bien, que es lo esperado, pero que no salgan a saludar a final ni en ningún momento, pues me hace sospechar. Más aún escuchando el tipo de sonido directo del elenco.
Y sobre la partitura, pues nada del otro mundo, la verdad. No hubo anda que me llenase, lamentablemente. Quizá en la versión original si, pero en esta traducción no.

El atrezzo me pareció algo escaso, aunque el diseño artístico si me gustó, al igual que el diseño de producción. Así la visual general es más potente y entona a la perfección.  Otro punto que me resulta curioso es que se diga que hay unos 250 cambios de vestuario durante toda la obra, porque desde luego que en ningún momento tuve esa sensación. Pero para nada.
Y las coreografías no me motivaron, creo que el original da para ser más desparramado y divertido, algo que me faltó en varios bailes. Algunos de Igor, por cierto. Quizá mas locura y movimientos graciosos.

Y ya toca hablar del libreto y las actuaciones. Y decir del libreto que es un sí pero no. ¿Alguien me puede explicar porque la decisión de meter tantas referencias sexuales? No sé, me parecen niñerías, y, encima, esta obra está calificada para todos los públicos y no creo que un niño pequeño deba ver esto, o entienda nada, principalmente. Y cuando vi la obra vi varios niños pequeños, y no se las caras que pondrían los padres en demasiados momentos. Ya que este libreto funciona y hace gracia por otros motivos. Siendo algunos de estos, por cierto, trabajados de forma realmente burda. Así varias de las partes más clásicas del original aquí pasan sin mayor pena ni gloria.
El encuentro entre Fronkonstin y Aigor en la estación de tren está falta de comedia, siendo brutal en la película de Brooks. O la actuación de creador y Monstruo, donde hasta se cambia el “texto” del Monstruo, el cual es mítico e intocable. Y otros tantos momentos, que ya son menores. Pero es que la original es una de mis comedias favoritas del género y no puedo remediar el bajón que me dio esta obra. Que se le va ha hacer…

Con respecto al elenco decir que está muy desigual. Muy especialmente por sus perfiles y la forma en que estos están tratados. La Criatura, Albert Gracia, debería estar mejor, y más, usada. Igor da para infinitamente más, aquí Jordi Vidal puede sacar mucho mas partido a este personaje. Y, por favor, usad más el elemento de la joroba, que parece que lo hacen por cumplir y nada más. Inga tiene altibajos demasiado remarcados, aunque la interpretación de Cristina Llorente me pareció muy acertada. Elizabeth, la prometida de Frankenstein me desesperó, y la interpretación de marta Ribera me resultó bastante pobre. Además, no se la entendía muy bien en sus canciones, aunque esto es algo común en todo el reparto a ella se le notaba mas. Y Frederick Frankenstein, siendo el mejor perfil, está salvado correctamente por Víctor Ullate, pero el solo no es capaz de rescatarlo todo.
Aunque si cuenta con la ayuda de una excepcional Teresa Vallicrosa, que interpreta a Frau Blücher, la Ama de llaves. Desde luego hace lo que más necesita su personaje, y lo hace a la mil maravillas, enhorabuena. Siempre os recomendaré ir a ver esta obra, e ir al teatro en general. Pero si sois muy amantes del original os vais a llevar algún que otro chasco, os aviso.

Aunque si os gustan los musicales de este tipo tan coloridos  este hará vuestras delicias. A mí, desde luego, me ha dejado con ganas de mas, bastante más. Además, las butacas, por comentar, son algo incómodas, y viendo la obra en el Entresuelo te pierdes cosas que pasan en platea. Además de tener las cabezas de los de delante siempre en medio, vamos, que deberían avisar que tienes visibilidad reducida. Un tirón de orejas para la productora LetsGo.

La Mansion del Terror - 5.8

5.8

Género: Teatro- Musical- Frankenstein- Comedia

User Rating: Be the first one !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *