Home / Críticas / Crítica- The Room (2019)

Crítica- The Room (2019)

“La habitación de los deseos puede convertirse en tu peor pesadilla”

Trece años después de su debut, el director francés Christian Volckman rueda su primer largometraje con actores. El citado primer trabajo fue la, interesante, animación “Renacimiento” (2006). Así, se embarca en un libreto con idea original propia donde todo el protagonismo recae sobre los hombros de la dupla Olga Kurylenko, vista en “Centurión“ en 2010 o en “Mara” en 2018, y Kevin Janssens, que participó en “Revenge” (2017), junto a una habitación de su nueva casa.

Porque si bien el comienzo de la trama está mil veces vista, pareja joven se muda a gran casa apartada donde les espera una “aventura”, el transcurrir de dicha “aventura” es muy sorprendente. Porque la originalidad, más o menos, del asunto estriba en que la casa tiene una habitación oculta que se erige como una especie de lámpara de los deseos. Así Volckman entremezcla crítica social con elementos fantásticos.

Y toda esta mezcla está bien sustentada en un guion correcto. Que aunque haga aguas en algunas ocasiones, mantiene el tipo en los momentos más peliagudos. Así, si bien las dos o tres incongruencias del libreto se ven paliadas por un tramo final formidable. Donde director y reparto sacan lo mejor de ellos mismos y hace que las diversas trampas funcionen. Ya que desde el principio mucha de la trama que está por venir se la puede esperar el espectador. ¿Porque qué le faltará a una joven pareja en una, y grande, casa nueva? Sí, adivinasteis, un hijo.

Pero claro, para darle a todo una serie de elementos fantásticos descubriremos el pasado de la casa. ¿No os lo esperabais? Y tampoco os esperabais que allí hubiese habido un asesinato de la anterior pareja. A que no. Ni que el asesino esté en un psiquiátrico, ¿sorpresa? Sí, y lo diré mil veces, no hace falta ser original para rodar buenos trabajos. En esta ocasión lo novedoso es lo referente a la habitación de los deseos, que tampoco lo es tanto, por cierto. E ir viendo el cambio de los caracteres de la pareja.

Y aquí hay que decir que ambas actuaciones son algo desiguales. Porque si bien Janssens está perfecto como marido e investigador del asunto, Kurylenko está muy forzada, y plana. Da la sensación de que tanto su interpretación como su perfil están a otra cosa, y no empatiza con su compañero en absoluto. Porque entiendo que uno de los dos caracteres tiene que ser el que cargue con la trama dramática, ¿Pero con tantas licencias? Que en un momento no quiere hijos y al rato le ha liado una al marido que no hay quien lo entienda. Más aún con el devenir de situaciones. Que es demasiado increíble que en dos días le haya cogido tantísimo apego a un hijo que aparece de esa manera.

Sí eché en falta algo más de valor por parte de Volckman en cómo nos cuenta el desarrollo del niño. Algo increíble, más aún cuando ni el mismo puede saber nada. No sé, se olvidó de perfilar mejor el personaje, no sé si el guion ahonda en este aspecto. Ya que si bien cumple y sorprende, en el tramo final es demasiado esperable y licencioso. Eso sí, recientemente hemos podido ver la cinta “Vivarium” (2019) con elementos muy similares y bastante más flojos, por cierto.

Ya que en este aspecto pasa lo mismo con el descubrimiento del truco de la habitación. Algo apresurado y forzado, aunque funcione. Sí me funcionó a la perfección la creación de un “nuevo mundo”. Pero es que, me repito, el perfil de ella no ayuda en demasía. Ni lo referente a la escena de sexo, y la posterior decisión del niño de cambiar. Todo muy forzado y demasiado increíble. Aquí el libreto se fue de madre. Ah, yo también me quedé con las ganas de que alguien explicase el porqué de tanto cable en la casa, o del porqué de la habitación. Vamos, un mínimo de saber algo. Porque el diseño del arte es más que correcto, al igual que el resto de rubros técnicos, pero da la sensación de cumplir, nada más.

Al menos todo el tramo final, y sus, obvias, licencias funcionan a las mil maravillas. Y aunque Volckman abusa de los giros de guión todos funcionan, en mayor o menor medida. Y aun habiendo momentos muy forzados, la habitación y el “nuevo mundo”, no dejan de ser una ayuda enorme para la creación de tensión en el tramo final. Y si la acción deja que desear, los resultados generales son satisfactorios. Aunque la decisión de ese final me sobró totalmente, ya que no tiene sentido con lo visto anteriormente. Es rizar el rizo. Quizá estuviese “Billy el rápido” y no nos enteramos. Si la habéis visto me entenderéis.

Por lo que tenemos un destacable trabajo, con licencias argumentales y en sus distintos perfiles pero que funciona a las mil maravillas. Eso sí, no es un terror al uso, aun teniendo elementos sobrenaturales. Pero funciona como cinta de terror. Luego los grandes estudios se vuelcan en rodar remakes o reboots, cuando se puede coger ideas de siempre y darles un pequeño giro para tener un trabajo interesante. Para no perdérsela.

Óscar Arias

La Mansion del Terror - 7.2

7.2

Género; Fantástico- Thriller- Casas encantadas

User Rating: 3.8 ( 2 votes)

Busque También

Crítica- Countdown (2019)

Durante décadas han surgido oleadas de nuevo cine adolescente donde todo giraba alrededor de las nuevas tecnologías del momento. Así Cronemberg ya usó la televisión en los setenta, un VHS con “The ring” en los noventa, e innumerables cintas de J-Horror han ido usando las nuevas tecnologías para enseñarnos la enésima variedad de terror adolescente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *