Home / Críticas / Cortometrajes / Harpya (1979)

Harpya (1979)

El trabajo mas laureado de Raoul Servais con el que ganò el premio al mejor cortometraje de la 32º ediciòn del festival de Cannes. Servais fuè un investigador de las tècnicas de la animaciòn y en este trabajo se introdujo en la uniòn de personajes reales y fondos animados.

Usò una tècnica que consistia en la utilizaciòn de espejos para la creaciòn de los planos y las secuencias, lo que pasa es que era un trabajo lento, de hecho Servais tardò dos años en realizar este trabajo, y claro veia casi imposible la realizaciòn de un largometraje.

Os dejo el comentario fantàstico que lei en la web Tierras de Cinefagia que es la mejor forma de explicar este trabajo, cualquier intento por mi parte de hacer algo similar serìa sumamente burdo, por lo que me tomo la licencia de mostràroslo aquì, por supuesto indicando su procedencia, aquì;“Harpya es un relato fantasmagórico y una historia de horror psicológico sobre el servilismo y la esclavitud del amante, desarrollados de forma poética.

La metáfora es obvia, representando la mujer el egoísmo y la avidez sin límites. En este cuento no hay posibilidad de escape, ya que la sociedad se divide entre las Harpías y los cautivos, todos ellos relativamente cómodos en su rol hasta que su relación inevitablemente se rompe.

Son simplemente nueve minutos de magia surrealista provenientes de Bèlgica pero muy deudora del surrealismo francès, y ahora que va a cumplir 30 años que mejor momento para reivindicarlo, al trabajo y a su autor, Raoul Servais, un artista a descubrir, que nos brinda una fàbula maravillosa que no parece tner tanta edad, no os lo perdais que es un trabajo soberbio.

La Mansion del Terror - 9

9

Género; Suspense - Criaturas- Harpia

User Rating: Be the first one !

Busque También

Crítica- Al caer la noche (2004)

Òpera prima de Tom Duncan que fuè ayudado o quizà molestado en la direcciòn por los productores Miles Feldman y Serge Rodnunsky, y protagonizado por actores noveles o que estàn empezando sus carreras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *