Home / Críticas / Reseña- El cadáver de Anna Fritz (2015)

Reseña- El cadáver de Anna Fritz (2015)

“Telefilm que navega entre una investigación criminal y una secta. Pudo ser mejor, pero cumple”

La necrofilia ha sido llevada al séptimo arte en diversas ocasiones, y todas ellas han creado una expectación enrome en el aficionado. Además en España tenemos el gran recuerdo del cortometraje de Nacho Cerdá, “Aftermath”, el cual dejó boquiabierto a medio mundo allá por el año 1994. En esta ocasión se trata del debut del guionista Héctor Hernández Vicens, responsable de comedias, nunca nada cercano al terror, junto a Isaac P. Creus. En él nos cuentan como una actriz famosa ha muerto, y en su estancia en la morgue un celador y dos amigos suyos deciden mantener sexo con ella.

Idea interesante, que no original. De hecho esto ya lo hemos visto en las recientes “Kill Bill” o “Dead girl”, y con mejores resultados, también con mayores presupuestos, que todo hay que decirlo. Así Héctor Hernández Vicens decide realizar una cinta con pocos personajes y una atmósfera fría, de morgue total. Y realmente la primera parte funciona todo a la perfección. Pero a partir de ahí comienzan a surgir los problemas. Siendo el primero de ellos la sensación al cabo de poco más de media hora que estamos ante un cortometraje alargado para lograr superar los 60 minutos. DE hecho llega a los 76.

Aparte, y con todos mis respetos, la actriz Alba Ribas no resulta ser la perfecta Anna Fritz de la que tantas maravillas se hablan al principio de la cinta. Eso que Alba realiza, de largo, la mejor interpretación de todo el largometraje, salvando momentos demasiado flojos, y licenciosos, de su personaje. Uno podría esperar una mujer más despampanante, creo que este matiz le hace un flojo favor a la actriz. Comentar que a Alba Rivas la vimos en la floja “XP3D”

Por otra parte el trió de amigos está formado por un grupo clásico del cine de género. El chulito y brabucón, interpretado de forma excesiva por Cristian Valencia, visto en la, también floja “Atrocious” en 2010. El celador, o pasmarote de turno, actuado por Albert Carbó de forma anodina, y el amigo con cerebro, que lo interpreta Bernat Saumell con gran solvencia.

Pero una vez pasado el momento de la violación del cadáver por dos de los amigos la cinta en vez de comenzar a proponer tensión y mal ambiente, se queda en tierra de nadie. No obstante la muerte de Juan parece un relleno más que otra cosa. Y es que las distintas escenas de tensión que nos propone Vicens no acaban de cuajar. Da la sensación de haber prestado más atención a tener una idea impactante, más que a impactar durante el metraje.

Así las distintas secuencias donde la trama trata de dar una importa de tensión se quedan algo vacías. Ya sea la de Juan en los contenedores, la búsqueda de Anna, donde, por cierto, ¿Cómo es que Juan se sabe mover tan bien si al principio dicen que el sótano es un laberinto? En fin… o el ahogamiento de Anna… No tienen ni fuerza ni la garra suficiente para poner al espectador incómodo en su asiento. Y es una pena, que la premisa prometía, y mucho. Además el que la comparen con las cintas citadas anteriormente no le hace ningún bien. Aunque es del todo cierto que estamos ante un bajo presupuesto, pero aún así hay que exigirle algo más.

La Mansion del Terror - 5.8

5.8

Género; Necrofília

User Rating: Be the first one !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *