Home / Críticas / Cómics / Illworld (2015) “Batiburrillo de ideas, con gore, fluidos y héroes mutantes que queda algo en Tierra de nadie”

Illworld (2015) “Batiburrillo de ideas, con gore, fluidos y héroes mutantes que queda algo en Tierra de nadie”

El polifacético Elio Quiroga, director, productor, guionista, novelista y vete tú a saber cuántas cosas más, escribe el guión de este “Illworld”, un cómic que cuenta con dibujo de Francisco de la Fuente, quién trabajase años atrás para la DC norteamericana.

Este cómic nos llega con el San Benito de que Quiroga es el flamante, y reciente, ganador del Premio Minotauro 2015, con su novela “Los que sueñan”. Aparte, Quiroga es por todos los aficionados al terror conocido por dirigido títulos como “La Hora Fría” o “No-Do”, dos títulos que tuvieron menos repercusión de la deseada.

En esta ocasión se adentra en el mundo del cómic elaborando un híbrido de cómic apocalíptico, sangriento, con mutantes y mucha crítica social. Vamos un refrito de muchas otras historias que nos vendrán a la mente durante la lectura de este “Illworld”. Lectura que se hace ágil, aun con el pequeño, gran, caos que supone la historia y las imágenes. Siendo estas algo desconcertantes por momentos. Muy bien dibujadas, pero conteniendo demasiada información en pocos espacios, amén de infinidad de auto homenajes. Veremos el nombre de Quiroga y de la Fuente escondidos en diversas viñetas.

Porque he de reconocer que no entendí la decisión de no incluir una escala de grises, creo que este tipo de dibujo la necesita a todas luces. Así hay demasiado blanco, y, por momentos, el lector puede perder el hilo con la cantidad de imágenes arbitrarias, y repletas de información y detalle, que contiene este trabajo.

Porque, como ya apunté, el guión nos puede recordar a “Desafío total”, “Resident evil”, o hasta la reciente “Los guardianes de la Galaxia”, pero en plan mutante, algo ochentero, o con grandes, gracias Elio, dosis de sangre, lástima de lo comentado de los grises. Y es que este tipo de cómic mejora muchísimo con color o con grises, perdonad que me repita. Más aun conteniendo las viñetas tanta cantidad de detalles, los cuales, o bien pasan desapercibidos en una primera lectura, o hacen de esta algo denso el poder seguir la historia correctamente.

Por otra parte el grupo “Terminal” me recordó mucho a los nuevos héroes de Marvel, aunque no se consigue tener empatía por ninguno debido a una narración demasiado acelerada. Y es que parece que estamos ante un cómic que tuvo que haber sido realizado en varias entregas. ¿unos cuatro números?, posiblemente. Y así haber atrapado al espectador. En un solo volumen no se consigue, por lo menos conmigo no lo consiguieron.

También tenemos comedia, algo involuntaria, que tampoco llega a aportar nada refrescante a una historia que no deja de ser un batiburrillo de ideas, algo inconexas, que muestran una interesante historia, con una gran carga crítica, pero que no despega. O, mejor dicho, que no acaba de quedar bien plasmada ni en guión ni en dibujo. Quizá nuevas entregas del grupo “Terminal” nos ayuden a empatizar con ellos, o a entender mejor la historia y crítica social que parece vislumbrarse.

Por lo que estamos ante un trabajo algo desconcertante que promete mucho más de lo que acaba dando. Esperemos que la siguiente incursión de Elio Quiroga dentro del cómic sea más firme, y tenga las ideas más claras, aparte de tratar de disponer de las hojas idóneas para tratar cada punto de la historia. Y, eso sí, que mantenga la mala baba, los mutantes y la sangre, o diversos fluidos, que de eso no hay pega posible.

Busque También

Reseña Novela- El puente del diablo (2013)

Luis Guallar debutó con esta novela de terror, bastante clasicote, en el pasado 2013 bajo la editorial catalana Tyrannosaurus Books. Lo hizo después de escribir diversos relatos, algunos de ellos ganadores de premios, tales como “El señor de las moscas”, ganador del II concurso Pasadizo, y que no he leído todavía. Posteriormente se ocuparía de sorprendernos con un western con Frankenstein titulado “Cara de muerto”, y su último trabajo es “El Misterio del profesor Elphistone”, ambos también para la editorial catalana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *