Home / Críticas / Crítica- 4:44 LAST DAY ON EARTH (2011)

Crítica- 4:44 LAST DAY ON EARTH (2011)

“Plana visión apocalíptica de Ferrara a la que el ritmo desigual de sus escenas puede llegar a provocar el aburrimiento”

Abel Ferrara es un director al que le perdí la pista desde hace ya muchos años. Y es que su cine dejó de llamarme desde su genial The addiction de 1995. Lejos queda ya su obra maestra El asesino del taladro de 1979. Ahora nos intenta sorprender subiéndose al carro de las cintas apocalípticas que están poblando las carteleras y estantes de Dvd de todo el mundo. Y la verdad es que ya empieza a cansar esto del fin del mundo y las tropecientas visones de cada director. Pero en esta ocasión, y al ser Ferrara también el guionista, si tenía una cierta intriga de saber que visión tiene sobre este asunto, y de volver a ver al Ferrara que tanto me maravilló muchos años atrás. Para más inri el elenco es bien escaso y uno de los dos protagonista es William Dafoe, un actor con una cantidad de registros enorme y que rara vez falla. Acompañándole tenemos a la joven Natasha Lyonne, a la que hemos visto en Revenant en 1998 o Madhouse en 2004 entre otras. 

La puesta en escena y base argumental que plantea Ferrar es bien simple. Ver a una pareja en el último día del mundo. Allí podremos ver sus actos, comportamientos y últimos deseos. Y lo primero que he de decir es que la puesta en escena de Ferrara es bastante correcta, aunque algo simplona. Cierto es que la elección de la pareja cerca bastante el tipo de puesta en escena, pero la mezcla entre la pintora, el budismo, los mensajes de Skype y demás sorpresas llegan a agotar al espectador en demasiados momentos. Así no me extraña que esta cinta sea odiada o amada. Aunque aquí un servidor se posiciona en terreno neutral. Esta cinta me entretuvo, aún sin ser ninguna maravilla. 

Porque el gran error de este título es la diferencia de fuerza cinematográfica de demasiadas escenas. Así tenemos algunas escenas que comparten un gran guión, con grandes interpretaciones y un gran contexto apocalíptico, con otras mucho menores y que poco, o nada, aportan. Aunque en este aspecto haya también contradicciones entre los aficionados. A mí, por ejemplo, la escena del vietnamita, que no chino, me pareció alargada en exceso. Y con el mismo estilo, la de los yonkies me pareció soberbia. Con unas líneas de guión muy duras y correctas. 

Por otra parte Ferrara llega a abusar del erotismo y el sexo. Así tenemos al comienzo de la cinta una escena sexual muy larga, y hasta tediosa. Y esta no ayuda a meternos en la trama, más bien todo lo contrario, y no por lo erótica que es. Más bien recuerda a la cinta de Dafoe El cuerpo del delito con Madonna, pero con mucha menos carga sexual. 

Lo que no llegué a comprender es el desuso de los vecinos de la pareja. Si acepto, y entiendo, el ritmo lento de la cinta, pero el solo mostrarnos a los vecinos como meras comparsas del personaje de Cisco me pareció un error. Como lo secundario del personaje de Tina, eso que es la co protagonista.

Ya que todo el peso de la cinta recae claramente en los hombros de Ferrara y su dirección, y la interpretación de Dafoe. Y si bien la primera tiene demasiados altibajos, hay que decir que la interpretación de Dafoe, una vez más, es muy buena. Realmente se mete en su papel y refleja el personaje que Ferrara parece tener en mente. Aunque tenga momentos del todo ilógicos, como el del baño y las drogas… Porque el gran problema de esta cinta es la falta de un ritmo y un tempo más igualado. Los saltos de ritmo son algo torpones y provocan que el espectador salga fácilmente del mundo que está tratando de crear Ferrara. 

Por otra parte se abusa demasiado del ordenador y del Skype. Y el estilo con que Ferrara nos muestra estas conversaciones es algo plano. De hecho la conversación de Cisco con su hija va de menos a más, y casi gracias a la gran interpretación de Dafoe nos acaban dejando otra de las mejores escenas de toda la película. Pero, siempre hay un pero, la buena de Natasha Lyonne realiza una interpretación plana y sosa. De hecho parece que solo muestra palmito y se dedica a pintar absurdos cuadros, que encima nadie verá. Aquí Ferrara pudo haberla hecho más protagonista, o algo más ¿No os parece? 

Por otra parte en el tramo final Ferrara pierde bastante los papeles. Trata de entremezclar elementos surrealistas y psicotrónicos para enfatizar el momento final. Y lo que consigue es hacer perderse al espectador entre imágenes inconexas que no nos llegan a mostrar cual y como será el fin del mundo que Ferrara quiere mostrarnos. De hecho este final tan extraño baja enteros a una cinta ya de por si rara y con demasiados altibajos. 
Y por cierto, sobra metraje de budismo a todas luces. Una cosa es querer enfatizar algún elemento religioso y otra muy distinta es llegar a atosigar al espectador con Buda. 

Por lo que el último trabajo de Ferrara es un producto aceptable y poco más. De hecho comprendo totalmente a sus detractores, les comprendo más que a sus seguidores. Aunque me pareció un producto aceptable, el cual pudo dar mucho más de si con un ritmo algo distinto. Se ha dicho de esta cinta que es la hermana menor de “Melancholia” de Lars von Trier. Y si, reconozco que es una cinta algo plana y con un ritmo bastante duro. Pero Von Trier no es de mi agrado y esa cinta no creo que la vea jamás. Ésta solo es recomendable para gente que disfrute del cine más lento, nihilista y errático, con un mensaje de fondo tan personal como plano. Disfruté de su visionado, pero no creo que vuelva a verla…

La Mansion del Terror - 5

5

Género; Apocalíptico - Romántica

User Rating: Be the first one !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *