Home / Críticas / Crítica- Agresion en la casa del terror (1982)

Crítica- Agresion en la casa del terror (1982)

Ùnica pelìcula dirigida por John Wintergate que ademàs escribiò el guiòn, participò en los efectos especiales y la protagonizò, vamos en la tradiciòn underground USA, aparte de esta solo le hemos visto de secundario en Terror on tour, donde tambièn participa Kalassu, y es que el resto del elenco solo ha participado en alguna cinta nudie o en ninguna otra producciòn.

La mansiòn Hoffman tiene una historia macabra. Pronto un descendiente, Jim Royce, se mudarà allì y alquilarà las diez habitaciones a diez chicas con una sola norma, nada de hombres, quiere tener su “harèn”. Pero pronto comienzan a surgir las desgracias y algunas chicas sufren accidentes o desaparecen, solo Victoria se da cuenta de todo aunque despuès de ver los poderes telepàticos de Jim decide obviarlo, hasta una fiesta justo diez años despuès de la ùltima muerte donde el “espìritu” malvado harà acto de presencia y provocarà infartos y distintas muertes violentas, la orgìa de muertes està servida.. quizà Jim pueda hacer frente al asesino y los poderes de la casa.

Pues nos encontramos con una cinta con cierto tufillo a producto Underground aunque parece ser que fuè un encargo para el recien estrenado mercado del video, aunque he leido que esta es el primer gore directo a video, algo que es un error ya que en esos años surgieron infinidad de tìtulos underground o independientes directos al video. Ademàs esta cinta tiene un estilo entre underground puro y bajo presupuesto, pero este “hìbrido” no logra convencer a nadie, ni tan siquiera con la interesante presentaciòn donde se nos avisa que despuès de unos ruiditos o al ver determinado plano o efecto aparecerà una escena escalofriante, algo que estaba hecho hace dècadas por los grandes reyes de gore norteamericano, y de forma mucho mas acertada ya que el bueno de John Wintergate no empasta bien estas escenas y lo que crea son neblinas en algunas ocasiones que no nos dejan ver la escena.

Ademàs las actuaciones, la puesta en escena o la atmòsfera brillan por su ausencia, eso sì John Wintergate se encarga de rodearse de bellezas y de darse el lote con la mayorìa, el chico no era tonto no, de todas formas los perfiles de las chicas son muy pobres, vamos como el guiòn y tantos detalles de esta cinta que es a todas luces menor.

Cuenta con bastante gore aunque algo cutre y muy deudor de Lewis o Milligan, vamos underground puro, lo malo es que el abuso de los zooms y la mala elecciòn del tiro de càmara no dejan buenas sensaciones en estos importantes momentos, que se suponen lo realmente atractivo de esta pelìcula.Para colmo tenemos un final caòtico, sin fuerza y muy mal planificado, con un guiòn pobre y un final demasiado colorido, que es bastante curioso, pero al que le falta algo de acciòn, es increible ver a los actores clavados al suelo durante el momento àlgido, eso si todo lo relacionado con la telequinesis que se toma como juego en toda la cinta serà del todo importante, aunque està tan mal empastado que ni nos importa, una pena.

Producto fallido que trata de mezclar los gèneros de casas encantadas con el slasher, gènero que se ponìa de moda en esa època. Lamentablemente la cinta es un batiburrillo de ideas y una mezcla de underground y serie B de la mala y poco entretenida, quizà algo menos de pretensiones y mas mala leche hubiesen venido de fàbula a esta producciòn. De hecho no me extraña que John Wintergate no rodase mas cintas, despuès de mostrar palmito en esta desapareciò, del todo normal.

La Mansion del Terror - 4.4

4.4

Género; Telequinesis - Slasher - Casa Maldita- Underground USA

User Rating: Be the first one !

Busque También

Crítica- Tuno negro (2001)

Como es del todos sabido a finales de los noventa él, genial, género del slasher se reinventó gracias a Wes Craven y su “Scream: Vigila quién llama” (1996), a la cual siguieron no pocos títulos, tanto en USA, “Leyenda urbana” (1998) o “Sé lo que hicisteis el último verano” (1997), como en el resto del mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *