Home / Críticas / Crítica- Fantasy Island (2020)

Crítica- Fantasy Island (2020)

“Revisión de la isla fantástica que no aporta nada nuevo ni fresco””

Basándose en la serie del mismo nombre de los años setenta donde en una isla tropical de lujo el enigmático Sr. Roarke y su asistente Tattoo hacían que los sueños secretos de sus adinerados clientes se hiciesen realidad, la Blumhouse nos trae su última producción. Eliminando al personaje de Tattoo y dejando la dirección a Jeff Wadlow, al que ya le produjesen su anterior “Verdad o Reto” (2018).

Por lo que ya podemos hacernos una idea de lo que vamos a encontrarnos, otro producto de terror palomitero de la Blumhouse. Con un presupuesto ajustado y tratando ser un producto de fácil consumo. Casi de usar y tirar. Y realmente lo consigue, ya que estamos ante una producción algo ilógica, por momentos absurda, y otros incongruentes y tramposos a más no poder. Pero, como casi siempre pasa con esta productora, no molesta en absoluto. Ya que, a fin de cuentas, estamos ante un título entretenido, que es de lo que se trata.

El cambio principal en la trama se sitúa en que los visitantes de “Fantasy island” no son solo adinerados, sino que es gente que quiere hacer realidad su fantasía, y tienen que, importante, llegar hasta el final de la misma. Y aquí el libreto de Jillian Jacobs, Christopher Roach y el propio Jeff Wadlow teje una telaraña donde poder ir sorprendiendo al espectador, aunque, siendo del todo sinceros, una vez que empezamos a olernos la trama, esta es muy de estar por casa.

No solo por el grupo de visitantes, sino por las trampas del propio guión. Amén de lo incomprensible del perfil del Sr. Roarke. Esta vez interpretado por Michael Peña, que dio el salto a las grandes ligas con su participación en “Ant man” (2015), de una forma algo hierática y falta de fuerza. Se me hizo raro verle en este tipo de papel, e interpretándolo de esta forma.

Así iremos siendo testigos de las diversas fantasías de los visitantes, y de cómo estas se tuercen debido a algo más importante que hay detrás. Algo, que ya os digo que a nada que estéis pendientes entenderéis. Cumple, sí por supuesto, pero está cogido por pinzas, amén de ser bastante tramposo. Ya desde que vemos a los dos hermanos y su fiesta sabemos que algo se cuece. Teniendo así una especie de cuatro actos dramáticos que no hacen nada más que alargar el metraje de la cinta.

Afortunadamente Wadlow sabe qué quiere contar, y como lo quiere hacer contando son el presupuesto que tiene entre manos. Así sabe mostrarnos una cinta que visualmente cumple con creces y parece de mayor presupuesto, conteniendo unos rubros técnicos muy solventes y destacables. Blumhouse así da gusto, la verdad. Por lo que este tipo de terror palomitero es de fácil digestión, se me hace del todo normal ver a sus producciones en la cartelera siempre. Cosa que otras muchas productoras querrían. Y esto es algo a tener en cuenta, por cierto.

Igualmente Wadlow vuelve a contar con la actriz Lucy Hale en el papel protagonista, como ya hiciese en la citada “Verdad o Reto” (2018). Y vuelve a estar correcta, aun haciéndose cargo de un perfil tramposo a más no poder. Y le pasa como al resto de sus compañeros del elenco, cumplen con sus perfiles sin mayor pena ni gloria, debido a una dirección de actores plana y, quizá falta de matices. Aunque podría destacar a Portia Doubleday, “Carrie” (2013), que hace la mejor interpretación. Mención aparte al papel secundario de nuestro Michael Rooker, es un placer que la Blumhouse siga contando con actores veteranos del género. Los aficionados lo agradecemos enormemente.

Podemos, aparte, comentar las diversas fantasías de los visitantes. A cada cual mas extraña y que si bien tratan de perfilar el tipo de personaje, no se consigue. Ya sea por tópicos o porque falta algo, o, quizá, al revés, que sobre. Así la dupla Jimmy Ouyang- Ryan Hansen son como la pareja cómica, con un asiático homosexual de por medio, y con toques de humor buenos pero nada destacables. Maggie Q, de la saga “Divergente”, está sobreactuada en su papel de sufridora, y queda bastante forzado y mal, la verdad. Y Austin Stowell, “Colossal” (2016), hace un papel “bélico familiar” muy de estar por casa, donde no aporta nada. Vamos que casi la trama de la venganza por bullying es la más interesante. Y no es para menos, si habéis visto la película me entenderéis.

Porque esta es la realidad de este título, hay poco que aporta nada más que metraje entretenido sin más. No hay sorpresas, sustos, acción, salvo a ratos con los militares, o reveses de guión que nos puedan dejar sorprendidos. Vamos saltando del survival a la fantasía, a la comedia gruesa o vete tú a saber. Y sí, entretiene, pero le falta algo. Porque de la trama no os quiero hablar, ya que os reventaría la cinta. Aunque, ya os digo, es más simple que el palo de una fregona. Y mira que lo relativo a la propia isla da para mucho más, ya sea su misticismo, su magia, el manantial, o algo. Pero no sé porqué no se ahonda en lo más mínimo en, de largo, lo mas interesante.

Y, claro, todo el final está repleto de típicos y tópicos de nuestro cine, entremezclado con series de ciencia ficción tipo “Twilight zone” o “Mas allá del límite”. Vamos, que nada que no hayamos visto ya, y posiblemente mejor. Porque estamos ante otra cinta deudora de estas series míticas, que trata de ser algo mas, y no llega a serlo. No aburre ni cansa, pero no destaca. Entretiene, sí, pero una vez vista uno casi se olvida de ella.

Óscar Arias

La Mansion del Terror - 5.6

5.6

Género; Fantástico - Survival - Venganza

User Rating: Be the first one !

Busque También

Crítica- Verdad o reto (2018)

Estamos ante la enésima propuesta de terror teen del nuevo siglo. Os cuento. Tenemos a grupo de adolescentes universitarios que van de viaje a México, dos de ellas súper amigas y enamoradas del mismo chico. Y tenemos al gay, el cual podríamos cambiar por el amigo negro, más otra pareja, siendo el novio prepotente a más no poder. ¿Qué, os suena? ¿No? Entonces es que no habéis visto las 10.000 películas con el mismo argumento inicial. Solo queda saber si serán puteados por una familia de rednecks caníbales o por narcotraficantes o un asesino en serie o un ente demoníaco, o vete tú a saber.

2 comentarios

  1. Agregaría que la idea de la película vendría a ser una especie de precuela o reboot de la serie de los 70. Aunque queda por saber si harán el remake de la serie o todo quedará ahí, pero por mi parte, no he oído nada.

    • Óscar A.

      Si, como anoto está basada en la serie. Pero con salvedades. Al parecer solo hacían esta cinta, y dependiendo, como siempre, de la taquilla,se lanzarían ha hacer algo mas. Veremos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *