Home / Críticas / Crítica- La visita (2015)

Crítica- La visita (2015)

“Shyamalan regresa con un mockumentary apañado. Nada destacable pero entretenido”

Posiblemente el director de procedencia hindú M. Night Shyamalan es uno de los más vapuleados en la meca del cine de las últimas décadas. Cierto es que su incursión en Estados Unidos fue apoteósica, con dos títulos soberbios como “El sexto sentido” y “ El protegido”, y de ahí fue cayendo paulatinamente, y de forma realmente curiosa, tanto para mayoría de crítica como de público. Eso sí, estáis ante un espectador que no ve tan mala su última “After Earth”, aviso.

Pero dejemos el pasado del bueno de Shyamalan y centrémonos en esta que nos ocupa. Y lo primero que llama la atención es como un director de su estilo, muy cuidado, decide rodar un mockumentary, que no found footage. Creo que conseguiré que la gente hable con propiedad algún día. Así se embarca en un título con un presupuesto bajo, unos 5 millones de dólares. Llevando ya recaudados la friolera de 65, algo nada habitual en el cine del hindú. Por cierto, entre los productores encontrarnos a responsables de “Insidious” o “Sinister”, matiz este que se ocuparon de publicitar a diestro y siniestro.

Y es en esta película donde Shyamalan cierra decenas de bocas. Porque consigue crear un título de buenas calidades visuales y estéticas dentro de un género tan sumamente vapuleado como el mockumentary, un hijo pequeño del, más trillado aún, found footage. Y en este aspecto Shyamalan vuelve a demostrar que es un director de gran talento, y al cual, más que posiblemente, se le haya maltratado de forma injusta. Aunque también he de reconocer que el error es solo suyo, el querer agradar a los grandes estudios, que la basura que es “Airbender” nadie se la puede perdonar, por ejemplo.

Pero regresemos a esta “La visita”, la cual tiene un punto de partida más centrado en el drama familiar que en el terror. Y es que en este punto Shyamalan vuelve a engañarnos, como hizo en demasiadas de sus últimas cintas, algo que molesta a muchos aficionados. De primeras me dejó algo preocupado, pero de a poco fui viendo momentos terroríficos, muy cercanos al susto fácil de títulos tipo “Insidious”, pero en mas forzado, si todavía, y con comedia simplona. A veces algo bochornosa, pero, no me digáis porqué, funciona en gran medida. Y aquí hay que destacar al joven actor Ed Oxenbould, quién carga con la parte cómica, y realmente salva la situación.

Porque otro gran acierto de Shyamalan es el reparto. La dupla de jóvenes actores, el citado Ed Oxenbould y Olivia DeJonge, crean un contrapunto como hermanos realmente bien dirigido y escrito en el guión que los jóvenes saben defender con gran soltura. Creando otro excelente contrapunto con los abuelos, Deanna Dunagan, en una interpretación increíble, y Peter McRobbie, ambos actores veteranos que realizan grandes trabajos teniendo perfiles realmente complejos. Los cuales contienen demasiadas trampas de guión, pero para el bien de la historia.

Así el devenir de la historia nos va dejando algo de comedia negra por el camino y momentos del más puro terror actual. Si, ese de susto fácil con movimiento de cámara, persecuciones con poca luz, y subidas de audio. La persecución de debajo de la casa es muy potente. Pero el director no se queda ahí, trata de adentrarnos en la historia. Y aquí si he de reconocer que no consigue crear la empatía necesaria con los chicos, ni crear el suficiente terror para con los ancianos.

Así cuando se resuelve toda la trama estamos demasiado expectantes de ver la resolución real de la acción. Vamos, ver si hay terror, muerte, thriller, o que. Así la sorpresa del guión, siendo interesante aunque predecible siendo Shyamalan guionista, queda en un segundo plano para ver los momentos tensos de la cinta.

Y aquí el director hace un “quiero y no puedo”. Me intentó explicar. La escena de la anciana y la chica es muy típica del terror, pero está falta de fuerza, amén que la decisión de mostrar una escena demasiado oscura, aunque un acierto el uso de la sábana roja y la blanca, no nos deja disfrutar del momento que llevamos esperando casi noventa minutos. Además, el intento de mostrar a una anciana cercana al terror más actual es demasiado tramposo.

Pero justamente ocurre lo contrario con la otra dupla, la del anciano y el joven. Es mucho más real, y, en definitiva, terrorífica. Lo relativo al pañal es tan repugnante, y eso que tampoco se muestra en exceso, que brilla con luz propia. Al igual que la resolución en la cocina. Y aquí Shyamalan demuestra estar en plena forma, aún siendo un bajo presupuesto, la creación de la escena es formidable, y la resolución también. Aunque bueno, el rap del final, que es parte de la comedieta de la cinta, me sobró, que queréis que os diga.

En definitiva, buen título de Shyamalan, el cual sigue cometiendo un error. Sus tráiler prometen más que sus películas, gran error este. Pero en esta ocasión la decepción no es tan grande, y la mezcla de terror, comedia negra, y drama familiar funciona. No llega a los niveles que mostró el director décadas atrás, pero tampoco es necesario. Importa que entretenga, y sin ser un trabajo extraordinario si es del todo recomendable. Más aún teniendo en cuenta su presupuesto.

La Mansion del Terror - 6.1

6.1

Género: Mockumentary - Comedia Negra - Terror

User Rating: Be the first one !

Busque También

Crítica- The Wind (2018)

Nos encontramos ante otra unión de western y cine de terror. Unión la cual nos ha dejado infinidad de títulos y mezcolanzas de las más variopintas, con zombies, demonios, aliens, giallo y mucho mas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *