Home / Críticas / Crítica- Pesadilla en Elm Street (El origen) (2010)

Crítica- Pesadilla en Elm Street (El origen) (2010)

La moda de los remakes dentro de los comienzos de este siglo XXI ha llegado a cotas inimaginables, hasta tal punto que en vez de remakear cintas que pudieron ser mejores se decide retomar las historias de los monstruos clásicos de los ochenta, especialmente los asesinos de los más grandes slasher de todos los tiempos, así si Michael Myers ya ha tenido dos remakes y Jason Vorhees uno, solo faltaba Freddy Krueger por volver a saltar a la gran pantalla, pero este remake ha creado muchísimo revuelo ya que dicho personaje siempre fue interpretado por Robert Englund y después de 25 años iba a ser la primera vez que apareciese el mítico killer sin ser interpretado por el mítico actor, algo que levanto no pocas ampollas ya que la mayoría de fans no aceptamos esta pésima decisión, en esta ocasión explicaré porqué.

Si nos fijamos los nuevos grandes monstruos siempre han sido interpretados por diversos actores, salvo un par de killers, que serían este Freddy Krueger y el hombre alto de Phantasma, por lo que ya les pertenecen, ¿O alguien se imagina a otro hombre alto que no sea Angus Scrimm? Pues Englund es todavía mas mítico que Angus. Lo mismo pasa con la idea de realizar una especie de precuela tomando conceptos de las primeras entregas, en este aspecto los guionistas Eric Heisserer y Wesley Strick realizan una pésima labor ya que no actualizan al personaje sino que más bien lo denostan y le quitan gran parte de su poder para crear tensión, lo raro es que Strick ya había escrito guiones de género, como el del gran remake de El cabo del miedo en 1991, o el cutre de la adaptación Doom en 2005, pero es que para colmo la Warner decide darle las riendas de la dirección a Samuel Bayer, habitual director de documentales musicales y del cual podríamos decir que debuta en un largo con este título, algo demasiado arriesgado por pate de la compañía. Al menos dentro del elenco encontramos rostros conocidos, como el del veterano Clancy Brown, de Los inmortales, 1986, o Cementerio de animales 2, 1992, o los jóvenes Kyle Gallner, al que hemos visto en las recientes Jennifer´s body, 2009, o Exorcismo en Conneticut, 2008, y Thomas Dekker, visto en Laid to rest, 2009, entre otros.

Pero retomemos la gran polémica de este título, el cambio de Englund por Jackie Earle Haley, que saltó a la fama dentro del fantástico gracias a su papel en  Watchmen, 2009, ¿y cómo queda el resultado final? Pues que después de ver la película no nos cabe ninguna duda de que Englund debió haber protagonizado este título, Haley no le da un ápice de carisma al personaje, que si bien cuenta con un guión lamentable el actor no hace nada por darle el terror o el humor sádico del original, dejándonos un Freddy Krueger muy soso y al que disfrutamos muy poco en pantalla, además su nueva caracterización deja muchísimo que desear, la licencia de las garras que hacen chispas rozando cualquier metal es absurda, y ya el hecho de asemejar al killer con el flautista de Hamelin me dejó a rayas, o como el de hacerle parecer inocente, menuda subnormalidad, encima que está fatal llevado, porque siguiendo la trama esa línea de guión no se la puede creer absolutamente nadie, además que desvirtúa totalmente al killer. Por otra parte el maquillaje me parece muy inferior al original, la cara quemada de este nuevo Freddy no dice nada y la original daba mucho más miedo, además si nos fijamos solo nos muestran a Freddy en primeros planos en un par de ocasiones cuando en la original lo veíamos en multitud de ocasiones.

Pero es que todas las secuencias están copiadas de la original, o de sus posteriores entregas, pero con una falta de fuerza alarmante, por ejemplo la escena de la cama es tan simple que resulta del todo ridícula, vamos la que rodase Craven hace 25 años era más brutal, salvaje y gore, porque del gore se han olvidado bastante, reconozco que hay bastante, pero es que en la original hay decenas de litros de mas. Porque otro de los grande problemas es la floja dirección de Samuel Bayer, que al menos no usa estilo videoclipero, salvo en un par de ocasiones que parece que se le escapa, pero no es capaz de crear la tensión que algunos momentos decentes del guión piden, así la primera muerte es excesivamente sosa, y bueno, la dirección el líneas generales es bastante torpe. 

Lo que no debemos dejar de obviar son las buenas calidades técnicas, faltaría menos, así la fotografía brilla, aunque la mayoría de planos de Krueger sean demasiado oscuros, parece que ni a los propios responsables les gustó el acabado del killer, y el montaje es casi lo mejor, aunque debió ser algo mas macarra y atrevido. 
Otro detalle a tener en cuenta es la falta de fuerza de la totalidad de escenas copiadas, literalmente, de la original, así la escena de la bañera es planísima, o la de la cama, como ya apuntamos, o la de la escuela, y es que viendo ésta cinta lo que más claro nos queda es que la original es increíblemente buena, quién diga lo contrario es que, simplemente, no vio la original, porque no hay nada que la mejore, bueno, solo el estilo visual que es más moderno y claro, para muchos ver cine “antiguo” es un sacrilegio, que lástima de gentes.. 

Por otro lado todas las interpretaciones dejan mucho que desear, especialmente debido a lo flojo de sus perfiles y lo estúpidos que parecen todos, pero es que hasta los padres están mal tratados, y en cuanto a Haley, pues que no tiene la posibilidad de crear un killer original y lo poco que le vemos no nos asombra, sino más bien todo lo contrario. 

Y para colmo todo el tramo final está falto de fuerza, lo cual nos dejaba helados y si bien nos entretiene resulta muy inferior a lo esperado, lo que no comprenderé es porque Krueger tiene tan poco peso en la trama final, ya que le finiquitan sin más, y el susto final deja mucho no, muchísimo que desear, dejando así una película muy del montón que encima como remake es lamentable, aunque las nuevas ornadas de aficionados parece ser que la han aceptado con cariño, lástima que estos mismos aficionados no sean capaces de ver cine de hace 20 años con el mismo entusiasmo, encima cuando este cine es infinitamente superior al actual, salvo alguna honrosa excepción.

En definitiva, una absoluta decepción que encima va a tener una continuación que volverá a estar en manos del mismo equipo, solo decir a director y guionista que les falta mucho para conseguir llegar a lo que el killer que tienen entre manos pide, y no os olvidéis del brutal humor negro de Freddy y de mostrarlo más, que él es el único protagonista y no los flojos personajes que creasteis.

La Mansion del Terror - 5

5

Género; Remake - Slasher

User Rating: Be the first one !

Busque También

Reseña- The devil’s woods (2015)

De manos de la productora Whitewashed Films llega el debut del irlandés Anthony White, el cual había dirigido un cortometraje, “Party 85” y había participado en la antología Shortcuts to Hell. Vol 1. Para llevar a buen puerto de este título abrieron una campaña de crowdfunding de 2.000€, la cual consiguieron sacar adelante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *