Home / Críticas / Crítica- The Sonata (2018)

Crítica- The Sonata (2018)

“Flojo guión y mal montaje en un título pasable y poco mas”

Después de un cortometraje y de participar en una cinta de episodios, “Galaxy of Horrors” en 2017, el director francés Andrew Desmond da el salto a largometraje con una cinta que juega al misterio y el terror de una forma que prometía más de lo que acaba mostrando. Donde el guión, obra del propio Desmond junto a Arthur Morin promete más que lo que el director acaba mostrándonos en imágenes.

Porque este es el gran problema de este título. La idea, sin ser en absoluto original, si llama la atención. Hija violinista va a la casa, mansión, del padre, recién suicidado, y este estaba componiendo una sonata que si, lo que cualquiera puede esperar. Invoca cosas malignas. Todo con giros de guión y mostrando gran respeto hacia el género. Pero no con esto vale. Ni tan siquiera contando con un elenco solvente. Ya que esta cinta se sostiene en las interpretaciones de la joven actriz australiana Freya Tingley y el veterano actor francés Simón Abkarian, que participó en “Casino Royale” en  2006.

Porque siendo el elenco lo más destacado de la cinta, al mismo tiempo es un lastre. Me explico. Ambos actores trabajan bien, pero sus perfiles dejan mucho que desear. O, quizá, sea debido al montaje que tengamos esa sensación. Porque estamos en uno de esos títulos que constantemente nos dejan con cara de incomprensión, como con de falta de continuidad constantemente. Vamos, que el montaje es atropellado y no ayuda en absoluto a un, ya de por sí, flojo y poco original guión. Si es que hay tomas donde la falta de contundid es clamorosa, por ejemplo como cuando Rose se cae al suelo, que va a caer y de repente está ya tirada. Muy mal montado. Y esto pasa en bastantes ocasiones. Esto es un tirón de orejas, especialmente, al director, el cual no puede permitir eso. Por muy mal rodada que esté la toma.

Así los “cambios” del personaje de Charles, el representante, son algo ilógicos y atropellados. Dejando al actor en mal lugar, cuando parece que no es que haga una mala interpretación, sino que su perfil está muy desdibujado y mal rodado. Así siendo él el responsable de ir descubriendo la historia esta no tiene ningún peso, ni fuerza. Fuerza que podrían haber conseguido de haber aprovechado algo, o mucho más, a un Rutger Hauer en uno de sus últimos papeles. De todos es conocida su gran calidad, y en este título parece más una comparsa y un reclamo que otra cosa. Al menos espero que cobrase una buena paga por tan simple papel y personaje.

Si hay que destacar el arte y la localización. Un castillo imponente que si podría haber dado más juego, si tiene un plano general asombroso. Lástima que todos los interiores sean tan poco creíbles. Todas las estancias son pequeñas, en un castillo que parece gigante. Qué cosas…jajaja
La fotografía cumple, aunque podría haber sido algo más arriesgada o natural. No sé, se me quedó en tierra de nadie. Al igual que la banda sonora.

Y aquí me paro. Toda la trama versa sobre un compositor supuestamente excepcional pero tarado y obsesionado con una secta. Entonces estamos por ver esa gran composición. Pues bien, no soy un gran entendedor de la música clásica, pero la sonata de turno me pareció algo simple y nada, absolutamente nada, reseñable. De hecho toda la música de la cinta no me dijo nada, cuando debió tener un peso específico mucho más considerable.

Pero, me repito, el problema es el guión, o quizá, la forma en que se nos cuenta la historia. Otro ejemplo, algo calamitoso, es lo referente al descubrimiento de la cripta y lo que pasó con los niños. Este momento tuvo que ser un punto álgido, y pasa del todo desapercibido, casi igual que la “locura” de Charles. Así el tramo final no acaba de meternos en situación, y cuando por fin vamos a ser testigos de la sonata para violín no estamos ni en tensión ni nada. Así las apariciones fantasmales no causan ningún tipo de asombro. Y tampoco el puro final. Una pena. Y mira que aquí Desmond juega con planos, algo absurdos, de Charles. Pero es que ni con esas, todo demasiado forzado.

Eso así, aun con todo he de reconocerle una gran virtud. Y es que en ningún momento se me hizo pesada o larga. Todo lo contrario. Me dio la sensación de ser más corta de lo que es, dura casi los 90 minutos. Y esto es una cierto, que teniendo un guión y montaje tan flojos es muy raro que no se haga pesada. Un rara avis, vamos.

Por lo que estamos ante otra cinta de fantasmas, con música y supuestas sorpresas. Pero que adolece de un guión compacto y una dirección atrevida. Esperemos que los futuros trabajos de Desmond sean más valientes y atrevidos.

La Mansion del Terror - 5.8

5.8

Género; Fantasmas - Secta - Intriga

User Rating: Be the first one !

Busque También

Crítica- Okko, el hostal y sus fantasmas (2018)

Cada nueva aparición de un anime de género proveniente de Japón nos hace estar pendientes de su estreno. Así esta “Okko, el hostal y sus fantasmas” llamó nuestra atención por diversas razones. La primera de ellas, su estreno en salas en España, país con pocos estrenos anuales de este tipo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *