Home / Críticas / Crítica- Atlantic Rim (2013)

Crítica- Atlantic Rim (2013)

“Mockbuster de “Pacific Rim” perpetrado por The Asylum. Vamos bodrio al canto”

Como no podía ser de otra forma  la productora The Asylum, la reina de los “mockbusters” (Cine que explota los recientes títulos comerciales)ha tardado bien poco en explotar el último éxito de taquilla de Guillermo del Toro, “Pacific Rim”, película que considero bastante sobrevalorada, sin ser mala, ojo.

De todos modos todos los aficionados conocen ya a la productora estadounidense debido al éxito de su “Sharknado”, que, sin ser de los mejores productos de la compañía, ha tenido un éxito internacional sin precedentes.

¿Y qué podemos esperar de esta “Atlantic Rim”? Pues si te gusta, o simplemente conoces, los trabajos de la compañía lo tendrás suficientemente claro. Un producto de rápido consumo, con miles de carencias, muchos efectos digitales, realizados de aquella manera, y un elenco reciclado del mundo del cine y la televisión.

Así podemos ver al veterano Graham Greene, que otrora trabajo con Kevin Costner en “Bailando con Lobos” en 1990, aparte de verle en títulos de la talla de “La milla verde” en 1999, o “Jungla de cristal. La venganza” en 1995. El ex vigilante de la playa David Chokachi, Anthony ‘Treach’ Criss, actor que nunca llegó a dar el gran salto a pesar de haber participado en títulos importantes tipo “8 millas” en 2002, aparte de un grupo de actores y actrices que tratan de labrarse una carrera en Estados Unidos, o hacer bajos presupuestos para poder subsistir.

La dirección de esta “mockbusters” es del joven actor Jared Cohn, que además de dirigir y actuar en diversas comedias adolescentes, sin mucha gracia, ha dirigido otros terrores, como “12/12/12” en 2012 y  “Underground Lizard People” en 2011. El guión se escribió entre tres guionistas, y me pregunto yo como es que hicieron falta tantas mentes para escribir semejante título, pero bueno, son todos habituales de la productora, así que ¿Qué podemos esperar?

Por lo que entremos directamente a lo que propone “Atlantic Rim”. Pues bien, estamos ante otro bodrio de The Asylum donde la dirección carece de ritmo, o de algún tipo de lógica, el guión es del todo increíble, usa las clásicas fórmulas del cine de acción y ni se molestan en hilvanarlo medianamente, las actuaciones son muy mediocres, y  el montaje, si se puede llamar así, no es que ayude en lo más mínimo. Y es que parece que este producto se fue grabando en días sueltos y tenemos una consecución de escenas a cada cual más absurda, ni si quiera bizarras o atractivas, que posteriormente trataron de montar, sin demasiado éxito.

A todo esto le sumamos unos efectos digitales realizados de forma excesivamente barata, aunque no son, en absoluto, tan malos como suelen decir. De hecho The Asylum usa siempre los mismos efectos, y cumplen, sin más. Si, son algo cutrecillos, pero son los destinados para este tipo de sub productos, ni más ni menos.

No puedo dejar de comentar la cantidad de planos de gente “muerta” que tiene esta cinta. Planos, por otra parte, fatal preparados. Gente tumbada en el suelo, con algo de sangre por encima y ala, a rodar. Vaya despropósito, y si a esto sumamos los diálogos de los tres protagonistas, pues apaga y vámonos.

Por otra parte es alucinante el tratamiento de la fotografía. Se decide que cada uno de los tres conductores de los robot tengan un color predefinido, Rojo, Azul y Verde, vaya novedad, ¿no? Pues bien, es increíble el cómo se saturan estas tonalidades en la mayoría de planos del interior de los robot, planos estos donde se nota, muchísimo, que estamos en unos decorados simplones y muy poco trabajados. Pero esto es lo que vende The Asylum, y es algo de todos conocido. Porque, siendo del todo sinceros, The Asylum nunca nos ha mentido, y esto es un producto típico de la compañía. Pero en los últimos tiempos se está excediendo en crear estos bodrios.

Aunque, y bien es cierto, mucha gente se compra sus DVD por desconocimiento, y es aquí donde se aprovecha de forma vil esta compañía. Que una cosa es el bajo presupuesto y otra muy distinta es esta explotación tan infame.

Hablemos, ahora, de los monstruitos creados para esta cinta. Otro refrito de otros vistos en más títulos de la productora, y esto si empieza a molestar. Vale que sean sub productos, que tengan bajos presupuestos, que sean de consumo rápido, pero abusar de esta manera de planos recursos, y de trabajos, digitales en este caso, ya vistos en otras cintas, clama al cielo. Y lo único que van a conseguir es que los aficionados dejemos de ver sus películas, porque empiezan a aburrir hasta para verlas entre amigos y cervezas.

Porque de la lucha final es casi mejor ni hablar, ese híbrido entre Power Rangers y Tokusatsu, en muy muy malo, no me deja palabras con que poder expresarme. Porque por momentos te ríes, pero después de cinco minutos, donde parece que hasta hay alguien que se está tomando la cinta en serio, la risa cambia a desesperación y aburrimiento, que es lo peor que le puede pasar a un título de estas características. Y no hablemos de la, pésima, decisión de repetir diversos planos, el no va más oiga.

Por lo que estamos ante otro bodrio de The Asylum que solo es recomendable, si se puede recomendar, para ver entre amigos y cervezas, cuantas más mejor. Y después tratar de borrarla del cerebro. La verdad es que The Asylum tiene cintas divertidas, pero en los últimos años está pegando un bajón considerable, y que le rían la gracia, como ha pasado con “Sharknado”, se les acabará más pronto que tarde si siguen cuidando tan poco sus productos.

La Mansion del Terror - 3.8

3.8

Género; Robots - Monstruos - Explotation - Serie B - Ciencia Ficción - Mockbuster

User Rating: Be the first one !

Busque También

Crítica- Tusk (2015)

Empezaré diciendo que la intrahistoria de esta película es realmente curiosa. Ya solo sabiendo que su creador es Kevin Smith, actor, guionista y director, no se sabe uno muy bien que esperar. Así el citado Smith, junto a su productor Scott Mosier,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *